Costa Rica, el movimiento juvenil Fridays for Future, la empresa estadounidense Patagonia, la iniciativa ecológica china Ant Forest y la científica climática Katharine Hayhoe fueron los cinco ganadores del premio Campeones de la Tierra que otorga el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente para reconocer el trabajo de entidades y figuras cuyas acciones tienen un impacto positivo en el medio ambiente y responden al desafío del cambio climático en un momento crucial para el planeta. Lanzado en 2005, este galardón se divide en cuatro categorías: Liderazgo Político (Costa Rica), Inspiración y Acción (Fridays for Future y Ant Forest), Visión Emprendedora (Patagonia) y Ciencia e Innovación (Katharine Hayhoe).
Costa Rica. Reconocido por su rol histórico en la protección ambiental, este país ha elaborado un plan detallado para descarbonizar su economía en 2050 y espera abrir el camino para que otras naciones frenen las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del calentamiento global. “Las emisiones globales están alcanzando niveles récord y debemos actuar ahora para avanzar hacia economías más limpias y resilientes. Es emocionante ver a Costa Rica tomar medidas tan decisivas en esta dirección”, dijo Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.
Fridays for Future. Inspirado por la joven activista sueca Greta Thunberg, este movimiento fue premiado por promover el diálogo global sobre el cambio climático e impulsar medidas que nos permitan pensar en un futuro más sostenible. “Los estudiantes que han encabezado protestas en ciudades alrededor del mundo han comunicado con eficacia la urgencia de actuar para evitar los devastadores efectos del cambio climático”, señalaron los organizadores.
Ant Forest. La iniciativa Ant Forest, de la plataforma de pago en línea Alipay, ha convertido las buenas acciones ecológicas de 500 millones de personas en 112.000 hectáreas reforestadas en regiones áridas de China. Al optar por alternativas sostenibles en su vida diaria -como tomar el transporte público- los usuarios de Ant Forest acumulan puntos que luego se convierten en árboles plantados. Desde 2016, la plataforma plantó 122 millones de árboles. “Aunque los desafíos ambientales que enfrentamos son desalentadores, tenemos la tecnología y el conocimiento para superarlos y rediseñar de raíz nuestra forma de interactuar con el planeta”, afirma Inger Andersen. “Iniciativas como Ant Forest aprovechan lo mejor del ingenio humano y la innovación para crear un mundo mejor”.
Patagonia. La marca estadounidense de ropa diseñada especialmente para actividades al aire libre fue galardonada por una combinación dinámica de políticas que tienen a la sostenibilidad en el corazón de su modelo de negocio. Casi el 70% de los productos de Patagonia están hechos de materiales reciclados, como botellas de plástico, y el objetivo es utilizar el 100% de materiales renovables o reciclados para 2025. La compañía también trabaja con cáñamo y algodón orgánicos. En sus 35 años, también, aportó más de 100 millones de dólares a organizaciones de base y ayudó a capacitar a miles de jóvenes activistas. “Patagonia es un ejemplo perfecto de cómo el sector privado puede unirse a la batalla contra el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y otras amenazas para la salud humana y planetaria», dice Inger Andersen.
Katharine Hayhoe. Esta científica y profesora canadiense es ampliamente respetada por su capacidad para ayudar a las personas a comprender cómo se verán afectadas por un clima cambiante y por sus incansables esfuerzos para transformar las actitudes públicas sobre este tema. Su investigación ha enriquecido la política climática a nivel local y federal en Estados Unidos y otros países. “El premio constituye un verdadero estímulo para quienes diariamente difundimos el mensaje de que el cambio climático es real y debemos actuar ahora para enfrentarlo”, afirma Hayhoe. “Ya tenemos la tecnología y el conocimiento para hacer los cambios necesarios. Todo lo que nos falta es la voluntad».