Aunque el plástico ayudó a revolucionar la manera en la que vivimos, el desechable o de único uso, como las botellas de agua, las bolsas de plástico y los sorbetes, está generando actualmente una crisis global que afecta sobre todo a nuestros ecosistemas marinos. Tanto es el daño que generan que un informe del Foro Económico Mundial advierte que, si no se detiene el nivel actual de desechos plásticos, para el año 2050 habrá más plástico que peces en el mar. Son múltiples las acciones que se están llevando a cabo para intentar revertir este proceso. La Unión Europea, por ejemplo, dio un gran paso a favor de los mares limpios al acordar prohibir a partir de 2021 la mayoría de los plásticos de un solo uso, como sorbetes y cubiertos descartables. Asimismo, ya existen restricciones para su uso en ciudades como Seattle, Nueva York o Río de Janeiro y también en algunos lugares de nuestro país, como Pinamar, que vivió su primer verano sin sorbetes y vasos de un solo uso, luego de que el Consejo Deliberante prohibiera su distribución en los bares y restaurantes de las playas.

En este marco, y con la idea de generar aún más conciencia, se lleva adelante la campaña organizada por National Geographic “¿Planeta o Plástico?”, que reúne a diversas figuras que prestan su imagen para “inspirar, informar y estimular a muchas personas a tomar acción positiva frente a esta crisis”, y cuya consigna este año es: “Sin Sorbete. Si es malo para el ambiente, es malo para vos”. Una de las figuras que se sumó a la campaña es el exjugador Juan Pablo Sorín quien este año es además, junto al cantante Axel, embajador de National Geographic Partners en el propósito de difundir ideas y acciones que fomenten el compromiso con el medio ambiente y el planeta. “Es un verdadero honor acompañar a National Geographic en la implementación de su campaña ´¿Planeta o Plástico?´ en América Latina -dice Sorín-. Estoy muy entusiasmo de iniciar esta experiencia junto a mi familia, con quienes hace tiempo empezamos a explorar el camino de una vida cada vez más sustentable, lo que implica también comprometerse cada día en pequeñas acciones entendiendo que el cambio empieza por uno.” Más info en: www.nationalgeographicla.com/planet-or-plastic

Para tener en cuenta:

– Cada año, alrededor de 9 millones de toneladas de desechos plásticos terminan en el océano, 91% de ella no se recicla. Según distintas estimaciones, podrían permanecer en el entorno marino hasta por 450 años.

– Casi la mitad del plástico fabricado en la historia se produjo en los últimos quince años. La producción mundial de plástico aumentó exponencialmente: de alrededor de 2,08 millones de toneladas en 1959 a 147 millones en 1993 y a 406 millones en 2015.

– En todo el mundo, se venden casi un millón de bebidas en botellas plásticas por minuto. Más del 40% del plástico se usa solo una vez y luego se desecha

– Un estudio dirigido por Alan Jamieson, de la Universidad de Newcastle, en el Reino Unido, constató que si bien la mayoría de las partículas microplásticas se acumulan o se posan en toda la superficie, un estudio de las criaturas de las partes más profundas del océano reveló que muchos, si no la mayoría de los organismos, habían ingerido plástico.

Fotos: A Different Perspective. Jasmin Sessler / Pixabay