Después del Amazonas, el Gran Chaco es la ecorregión boscosa más extensa de Sudamérica. Ocupa once de las 23 provincias argentinas y es el soporte vivo de un entramado biológico, social y productivo que genera arraigo en el territorio e identidad propia. Sin embargo, el Gran Chaco es una de las regiones boscosas más amenazadas del planeta: el proceso de conversión de tierras, por el cambio de uso del suelo para producción agropecuaria y forestal, y negocios inmobiliarios, está ocurriendo a una tasa alarmante, ocasionando deforestación, degradación de sus ambientes naturales, extinción de especies, desplazamiento y empobrecimiento de las comunidades indígenas, y pérdida del patrimonio cultural.
En Argentina ya se perdieron más del 30% de los bosques chaqueños. Entre 2007 y 2017, a pesar de contar con la Ley de Bosques Nativos, desaparecieron cerca de tres millones de hectáreas en la ecorregión. Es fundamental, por lo tanto, establecer pautas para un uso responsable y planificado que permitan garantizar la subsistencia a lo largo del tiempo. Precisamente, con el objetivo de exigirle al Estado, al sector privado y a la sociedad civil a actuar de manera rápida para evitar la deforestación y conversión de los ecosistemas naturales y sus graves consecuencias, 55 organizaciones de la sociedad civil y académica firmaron el documento “Compromiso por el Gran Chaco argentino 2030”.

“Necesitamos compromisos de alto nivel político y empresarial, con metas ambiciosas, que involucren a todos los sectores de la sociedad para detener la actual pérdida y degradación de nuestros ecosistemas” -afirma Manuel Jaramillo, director general de Fundación Vida Silvestre-. Y agrega: «desde Vida Silvestre consideramos al Gran Chaco como una región prioritaria ya que concentra la mayor superficie de los bosques de nuestro país. Sus pastizales, humedales y bosques poseen una diversidad de especies que la convierten en un área clave para la conservación”.
Fundación Vida Silvestre es una de las organizaciones que impulsa esta iniciativa, junto a Aves Argentinas, Banco de Bosques, Fridays for Future, Fundación de Historia Natural Félix de Azara, Instituto Jane Goodall Argentina, Natura Internacional y el Instituto Mutidisciplinario de Biología Vegetal (IMBIV, CONICET-UNC), entre muchas otras. Estas, a su vez, se suman a los movimientos impulsados, tanto a nivel local como mundial, por científicos, jóvenes y demás sectores de la sociedad civil con la necesidad de accionar de manera urgente para revertir la crisis ambiental que estamos atravesando. También nosotros podemos colaborar con nuestra firma, ingresando al siguiente link: www.compromisogranchaco.org/sumate- Para más información: www.compromisogranchaco.org
Crédito fotos: @YawarFilms
Fuente: Fundación Vida Silvestre Argentina