Mientras los habitantes de una aldea de la provincia china de Yunnan cumplen la cuarentena, un grupo de 14 elefantes que ingresó a una granja en busca de alimento, se encontró con unos 30 litros de vino de maíz que bebieron en su totalidad.

Y si bien, tal como señala el conservacionista indio Parveen Kaswan, estos magníficos animales no sólo “disfrutan del alcohol”, sino que “son buenos para encontrarlo”, dos de ellos no resistieron sus efectos y cayeron rendidos por el sueño en un jardín de té vecino. La imagen que se viralizó, luego de que un policía indio #hgsdhaliwal la compartiera en twitter, ganó miles de “likes” de usuarios a los que logró sacarles una sonrisa.