Proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), cada 9 de agosto se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, y se conmemora, entre otras cuestiones, su cultura y sus tradiciones y la importancia que estas tienen para el medio ambiente y la conservación. Según Survival International, el 80% de las zonas con mayor biodiversidad de la Tierra son el hogar de los pueblos indígenas y tribales. El estilo de vida “sostenible y autosuficiente” de estas poblaciones, y la mayor cubierta vegetal que se concentra donde ellas habitan, es apreciable en las imágenes tomadas por satélite. Son, de acuerdo con esta organización, “islas verdes en medio de un mar de tala desolador” y sus habitantes, verdaderos “guardianes de la naturaleza”.

Los pueblos indígenas representan una gran diversidad: más de 5 000 grupos distintos en unos 90 países En total, se estima que son unos 370 millones de indígenas, es decir, más del 5% de la población mundial y, sin embargo, se encuentran entre las poblaciones más desfavorecidas y vulnerables. El derecho sobre sus tierras ancestrales, la destrucción del medioambiente en el que viven y la pérdida de su cultura y tradiciones son parte de las crecientes amenazas a las que se enfrentan. Lo que en la actualidad los convierte en las poblaciones más vulnerables y perjudicadas del mundo.
La temática de 2019 está dedicada a las “Lenguas indígenas”, coincidiendo con la proclamación de éste como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas. En efecto, la gran mayoría de las lenguas en peligro son habladas por los pueblos indígenas. De hecho, se estima que cada dos semanas muere una lengua indígena, poniendo en riesgo sus respectivas culturas y los sistemas de conocimiento que aportan. Es por ello que, en este día internacional, se pretende sensibilizar sobre la preocupante pérdida de estas lenguas y la gran necesidad de preservarlas, revitalizarlas y promoverlas a nivel nacional e internacional.
Fotos Trevor Cole y Jeff Ackley / Unsplash