La investigadora asistente del Centro para el Estudio de Sistemas Marinos (CESIMAR-CONICET) María Cruz Sueiro y la artista visual Daniela Mastrandrea conforman “Poéticas al margen”, un grupo creado para generar distintos proyectos que propicien el dialogo entre la ciencia, el arte y la educación y, en ese marco, el proyecto “Museo de Holotipos del Antropoceno”, una muestra itinerante y virtual que exhibe una colección de objetos resignificados y que evidencian el impacto humano sobre el ambiente.
Sueiro (arriba, en el laboratorio manipulando una obra creada por la artista) y Mastrandrea recorren la franja de costa de la ciudad de Puerto Madryn, sitio en el que residen, en busca de basura que luego transforman en diferentes piezas que a la vez clasifican a partir de información científica referente a la problemática ambiental. “Clasificamos estas especies que armamos con restos que encontramos en la playa y las mostramos de la misma forma que lo hace un museo tradicional de Ciencias Naturales cuando exhibe distintas especies. Pensamos en la necesidad de exhibir estas piezas porque también forman parte del paisaje y son un símbolo de la presencia humana en el ambiente”, explica Sueiro, quien agrega que en una de sus salas, la denominada “bolsario”, colocaron algunas obras construidas a partir de las bolsas plásticas que fueron recolectando.
Según indican, existen muchos puntos en común entre la ciencia y el arte. Prácticas metodológicas similares, como investigar antecedentes de un tema específico antes de iniciar un proyecto o recolectar muestras. “Ponerlos a trabajar en una misma dirección permite interpelar nuestra relación con el otro y con el planeta poniendo atención en aquellos territorios que han sido dañados por el ser humano”, dice Sueiro. Por su parte, Mastrandrea concluye: “Buscamos agudizar la mirada de los otros con respecto a la cantidad de basura que hay en la playa y el arte es una herramienta que tiene mucho para aportar en ciencia y en temas de conservación porque apela a la sensibilidad”.
Cabe agregar, que el proyecto “Poéticas al margen. Prácticas científicas y artísticas sobres territorios alterados en el Antropoceno” obtuvo en el 2018, la Beca Creación que otorga el Fondo Nacional de las Artes, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación.

Crédito: Alejandro Cannizzaro / Conicet

Foto: gentileza Diego Nuñez de la Rosa.