El célebre montañista canadiense Will Gadd realizó su primer viaje al Monte Kilimanjaro (África) en 2014, y se sorprendió por las formaciones glaciares únicas de la montaña causadas por la alta elevación y el sol ecuatorial. También se fue de allí con la certeza de que en 2020, según las predicciones de los investigadores, el cambio climático causaría la desaparición irreversible de ese mismo hielo.

Por eso motivo, Gadd viajó nuevamente hacia ese destino en septiembre. Su principal objetivo no sólo era  ser la última persona en escalar una ruta icónica hacia la cumbre antes de que se derritiera para siempre, sino ascender por algunos de los puntos del glaciar que escaló en 2014 para comparar cuánto hielo se había perdido en los años transcurridos. “Lo más importante de este viaje para mí ha sido mostrar a la gente este cambio de una forma que un gráfico o un periódico no lo pueden mostrar”, dijo Gadd.

Gadd y su equipo de escalada se unieron a Douglas Hardy, un investigador de la Universidad de Massachusetts Amherst, que ha mantenido una estación meteorológica en la cima del Campo de Hielo Norte del Kilimanjaro durante 20 años. Utilizando la cartografía del GPS de Hardy, el equipo pudo establecer que algunas de las aletas del glaciar perdieron casi el 70% de su masa de hielo en el período transcurrido entre los viajes.

“Pensabamos que el cambio climático es un proceso relativamente lento, pero sólo cinco años marcaron una gran diferencia allí arriba”, dijo Gadd. De su papel en la lucha contra el cambio climático, Gadd cree que el hecho de que los escaladores de hielo compartan información sobre las rutas de deshielo sirve como una valiosa señal de advertencia. “Solían llevar canarios a las minas de carbón y cuando el canario se caía, era hora de salir”, dijo Gadd. “Tal vez soy un poco como eso”.

El viaje de Gadd fue registrado en un documental de 45 minutos disponible en Red Bull TV que se puede ver en el siguiente link: www.redbull.com/lastascent

Fotos. Christian Pondella/Red Bull Content Pool.