“A medida que descendía cientos de tiburones cubrieron el fondo. El desafortunado pez loro se estremeció y esto llamó la atención del enjambre de tiburones. Momentos después todo lo que recuerdo es una lluvia de escamas en la oscuridad”. Así describe el fotógrafo inglés Richard Barnden el momento en que tomó la imagen que resultó ganadora del Underwater Photographer of the Year 2019. Este certamen, que tiene lugar en el Reino Unido desde 1965, reúne a cientos de fotógrafos de todo el mundo que con su lente nos sumergen en océanos, mares, ríos –incluso, piscinas– para mostrarnos lo rica y maravillosa que es la vida submarina, además de concientizar sobre la importancia de su conservación. La presente edición del concurso cuenta con 13 categorías, en los que los fotógrafos tienen que probar sus habilidades a través de temáticas que van desde el comportamiento animal, hasta la fotografía de naufragios. A continuación, algunas de las fotografías seleccionadas entre las más de 5.000 que se presentaron para esta edición.

The gauntlet  (Ganadora del premio “Fotógrafo submarino del año 2019”)

“Cuando el sol se pone en el paso sur de Fakarava, los aproximadamente 700 tiburones que patrullan la boca del canal durante el día, comienzan a cazar por la noche. The gauntlet (cuya traducción al español es “el guante”, pero que en este caso hace referencia a un expresión militar que significa pasar por una zona peligrosa sin que te atrapen) está a punto de desplegarse. Descendiendo en la oscuridad, puedo sentir mi corazón latir un poco más rápido de lo normal, ya que cientos de tiburones ahora están cubriendo el fondo. Este desafortunado pez loro entró y salió del arrecife de coral buscando un lugar donde esconderse mientras el enjambre de tiburones lo seguía en una persecución. Un tiburón de arrecife gris de repente agarró al pez loro por su cabeza mientras otro se retorcía debajo para lograr un mejor agarre. En su desesperación, se precipitó directamente hacia mí. Fue cuando hice unos cuantos disparos y me acurruqué mientras pasaba el frenesí de los tiburones, que dejaron tan solo unas pocas escamas del pez loro». Foto: Richard Barnden / UPY 2019

Paraíso (Revelación y fotografía ganadora en la categoría “Up & Coming”)

«Esta foto era físicamente difícil de tomar sosteniendo la pesada cámara mientras flotaba en el agua. Sobre el agua, hermosos resorts y palmeras con un cielo azul. Debajo, a casi 1 metro de profundidad, corales duros, coloridos e intactos, con algunos peces de arrecife». Según señaló uno de los jueces es “una división perfecta por debajo y por encima del agua. Uno de los mejores ejemplos que he visto de este tipo de imágenes desde hace mucho tiempo». Foto: Taeyup Kim / UPY 2019

Caretta caretta (Ganadora en la categoría “Conservación Marina”)

“Las tortugas Caretta caretta pasan gran parte de su vida en el océano abierto. Llegan a las Islas Canarias después de cruzar el Océano Atlántico desde las playas del Caribe. En este viaje de muchos años, con frecuencia tienen que evitar muchas trampas peligrosas como plásticos, cuerdas, o redes de pesca. En este caso particular, este ejemplar quedó atrapado en una red y pudo escapar gracias a que dos fotógrafos submarinos se cruzaron en su camino”. Foto: Eduardo Acevedo / UPY 2019

Gigantes amables (Ganadora en la categoría “Gran Angular”)

“Al final del día, esta ballena jorobada descansaba a 15 metros de profundidad y me permitió bucear libremente a centímetros de su cola. Las ballenas jorobadas son animales increíbles y pacíficos, y todavía no puedo creer que aún hoy sigan siendo cazadas por el hombre.” Foto: François Baelen / UPY 2019

El pez kobudai transgénero (Ganadora del tercer premio en la categoría “Retrato”)

“Hace unos años, vi la película Ocean, de Jacques Perrin, donde descubrí el pez kobudai, también conocido como pez de oveja asiático, una especie tan extraña que no parece real. Luego, en Blue Planet II aprendí mucho sobre su comportamiento y su transformación. Como muchos otros peces, kobudai tiene habilidades para cambiar de sexo, pero este se caracteriza por un completo cambio de apariencia. Una vez que se completa la transformación, no se puede decir que sus características mejoraron. De hecho, el kobudai se vuelve más grande que antes, con una frente bulbosa, una barbilla enorme y una naturaleza más agresiva. Fue el verano pasado, en la costa oeste de Japón, que por fin pude bucear y conocer a este fascinante pez”. Foto: Fabrice Dudenhofer / UPY 2019

Asesino silencioso (Ganadora del tercer premio en la categoría “Conservación Marina”)

“Un vaso de plástico me llamó la atención, ya que parecía extraño desde la distancia. Cuando me acerqué me sorprendí al ver un caballito de mar en su interior, atrapado y flotando en la corriente. Antes de ayudarlo, me apuré a tomar algunas instantáneas, para así tratar de explicarle a las personas lo nocivos que son los productos plásticos, especialmente cerca de las playas, ya que pueden terminar fácilmente en nuestros mares convirtiéndose en asesinos silenciosos”. Foto: Noam Kortler / UPY 2019

 

Tiempo de juego (Ganadora en la categoría “Aguas británicas”)

“¡Si alguna vez hubo una invitación para jugar, fue ésta! Me encanta bucear y fotografiar focas, y he buceado con ellas por todo el Reino Unido, pero este fue mi primer viaje a las islas Farne, donde los cachorros más jóvenes se mostraron muy curiosos hacia nosotros, los monstruos de burbujas negras. Usando la luz ambiental y administrando la apertura y la velocidad de obturación, intenté enfocar y bloquear la cara, además de capturar una sensación de movimiento, pero la postura y los ojos irresistibles son lo mejor de esta imagen”. Foto: Martin Edser / UPY 2019

Santuario (Ganadora del tercer premio en la categoría: Up & coming)

Los tiburones y las rayas son esenciales para mantener los ecosistemas marinos saludables, pero a nivel mundial muchas especies están en peligro de extinción debido a la sobrepesca y otras acciones humanas. Esto condujo a una disminución significativa de la población en la Polinesia francesa, donde hoy y después de prohibirse el comercio y la pesca de tiburones, se localiza uno de los santuarios de tiburones más grandes del mundo. Allí, la laguna poco profunda de Moorea brinda una oportunidad única para interactuar con tiburones y rayas de punta negra. Quería capturar la sensación de compartir el agua con estas hermosas criaturas y, a través de ella, inspirar iniciativas de conservación en otras partes del mundo para estas increíbles especies que son vitales para la salud de nuestros océanos”. Foto: Remuna Beca / UPY 2019