Cinco guacamayos rojos juveniles (Ara chloropterus) fueron liberados ayer en el norte del Gran Parque Iberá. Se trata del segundo núcleo de liberación de la especie en la provincia de Corrientes –antes se habían soltado ocho individuos-, el cual se llevó adelante en el marco del proyecto de reintroducción de Fundación Rewilding Argentina, en conjunto con el gobierno de la provincia de Corrientes y la Administración de Parques Nacionales, y gracias al trabajo colaborativo de instituciones como el Ecoparque de Buenos Aires y Fundación Temaikèn.
El guacamayo rojo juega un papel crucial en el funcionamiento de las selvas correntinas al dispersar frutos y semillas de gran tamaño de varias especies de árboles nativos. Lleva más de cien años de extinción en la provincia y medio siglo en toda la Argentina. Varios registros de exploradores entre 1809 y 1945 indican que, históricamente, esta ave frugívora volaba en los cielos del norte argentino. Sin embargo, su caza para alimento, mascotismo y ofrendas, sumadas a la actividad ganadera que se desarrolló en los siglos XVIII y XIX la llevaron a la extinción.
En el largo plazo, el proyecto de reintroducción de Fundación Rewilding Argentina busca devolver la integridad de las poblaciones de guacamayos y, en consecuencia, la integridad a los bosques de Iberá, fundamental para que estas aves puedan armar sus nidos y prosperar. Por otra parte, a su esencial rol ecológico se suma su belleza: su gran tamaño y colores vibrantes la convierten en un ave carismática con un gran atractivo turístico. “Muchos visitantes ya pudieron disfrutar y fotografiar el vuelo del guacamayo rojo en libertad”, comenta Marisi López, coordinadora del Proyecto Iberá. “En un contexto de crisis climática, crisis ecológica, y actualmente crisis sanitaria tras la pandemia, el turismo de naturaleza se posiciona como un nuevo modelo productivo capaz de sostenerse en el tiempo, a partir de la conservación de los ecosistemas. En Corrientes, tuvimos el coraje de haberlo probado, y funciona”, agregó.
Fotos gentileza: Nico Guastavino / CLT Argentina.