Si no fuera por las montañas que se dibujan en el horizonte, las imágenes de estos campos de tulipanes parecen tomadas de Holanda y no de la Patagonia argentina, donde en verdad fueron realizadas. Más precisamente en Trevelin, a 43 kilómetros de Esquel, en la provincia de Chubut, donde en octubre los tulipanes pintan el paisaje de múltiples colores y nos regalan una postal pocas veces vista de la cordillera patagónica.
El tulipán, palabra que proviene del vocablo turco tülbend que significa “turbante”, se introduce en el siglo XVI en el centro y norte de Europa desde Turquía, convirtiéndose en la flor símbolo de los Países Bajos y parte inseparable de su paisaje. Y si bien se identifica sobre todo con el país de Van Gogh (arriba, Campos de tulipanes) y de los molinos de viento, es también la flor nacional de Turquía y de Irán. Hubo un tiempo, más precisamente a mediados del siglo XVII, que su popularidad supero a su belleza. Tanto es así, que provocó la primera burbuja económica, conocida como “tulipomanía”: a medida que se adquirían más y más bulbos, su precio aumentó tanto que terminaron utilizándose como si fueran dinero, hasta causar una crisis del mercado.
En nuestro país, el tulipán encontró en Trevelin el clima ideal y la tierra justa. Se cultivan allí desde 1997, a partir de la iniciativa de un productor local que decidió apostar por este tipo de emprendimiento no tradicional en la región. Sembrados en mayo, los tulipanes florecen en octubre. Más tarde, en enero, se cosecharán los bulbos para distribuir en los diversos mercados. “Tenemos 27 variedades de tulipanes que le dan color al paisaje de la Patagonia: amarillos, rojos, blancos, violetas. Pero el tulipán de flor negra es una de las características distintivas de nuestra producción”, explica en un diario local Juan Carlos Ledesma, dueño del campo de cultivo, que en los últimos años, además, se transformó en un recurso turístico de gran valor para la región.
El campo de tulipanes, ubicado en la Ruta 259, aproximadamente a 14 kilómetros del centro de Trevelin, se puede visitar durante todo el mes de octubre y hasta el 3 de noviembre, de 9 a 18 hs. El ingreso tiene un costo por persona ($400) y  los menores de 12 años no pagan. Para consultas o informes, los interesados se pueden comunicar con la Secretaría de Turismo de Trevelin, (02945) 480120, o escribir a turismo@trevelin.gov.ar o turismotrevelin@gmail.com

Fotos: Gentileza Turismo Esquel