Tras más de 10 años de trabajo y 70 años de extinción en la provincia de Corrientes, el yaguareté vuelve a caminar libre por los suelos de Iberá. Así lo informaron la Administración de Parques Nacionales, la Provincia de Corrientes y la Fundación Rewilding Argentina.
A cuatro meses de su nacimiento, los cachorros Karai y Porã, junto a su madre Mariua salieron de sus enormes corrales en el Centro de Reintroducción del Yaguareté en el gran Parque Iberá, en Corrientes, para comenzar a deambular ahora a sus anchas en el humedal correntino donde alguna vez este animal reinó y donde, si todo marcha bien, volverá a dominar el paisaje.

Es la primera vez en el mundo que se intenta devolver a este gran felino a un ambiente donde el hombre lo ha exterminado, un acontecimiento que al mismo tiempo enorgullece y resalta la identidad de una provincia que se puso al hombro el regreso de la especie.
“La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha declarado al período 2021-2030 como la Década de la Restauración, y en Argentina no podría haber comenzado de mejor manera, reintroduciendo por primera vez en Latinoamérica a un depredador tope que habíamos hecho desaparecer (…). Llegó la hora de recuperar los ambientes y las especies perdidas”, señaló Sofía Heinonen, directora ejecutiva de la Fundación Rewilding Argentina que ya ha reintroducido en Iberá (o está en proceso de hacerlo) a otras especies como el venado de las pampas, el oso hormiguero gigante, el guacamayo rojo, la nutria gigante o el pecarí de collar.

Cabe agregar que el yaguareté, el mayor carnívoro sudamericano, ha sufrido una retracción alarmante en los últimos dos siglos, por lo que es una especie catalogada como “En Peligro Crítico de Extinción”. En Argentina ha perdido más del 95% de su área de distribución y hoy solo sobreviven entre 200 y 300 ejemplares.

Crédito fotos: Matías Rebak.