Cautivadoras y creativas. Así son las imágenes que resultaron finalistas del Red Bull Illume 2019, el mayor concurso de fotografía de deportes extremos y de aventura, que tiene por objetivo reconocer a fotógrafos que logran captar con su lente la pasión y adrenalina de los deportistas de elite más arriesgados y que, aun en condiciones adversas, se exponen al riesgo y desafían obstáculos.
Un jurado de 50 editores de fotos y expertos digitales seleccionó entre unas 60.000 imágenes de todo el mundo a 55 finalistas y 11 ganadores correspondientes a las siguientes categorías: Lo mejor de Instagram, Creativo, Emergente, Energía, Innovación, Estilo de vida, Obra maestra, Imagen en movimiento, Área de juego, RAW (sin recortar, sin tocar, sin filtro) y Alas. Y entre ellas, el premio mayor, el Red Bull Image Quest, que este año fue para el francés Ben Thouard, uno de los mejores fotógrafos de agua y surf del mundo, quien retrató al atleta Ace Buchan surfeando una gigantesca ola en Teahupo’o, Tahití, en la Polinesia Francesa.
“He estado en los últimos años fotografiando debajo del agua, buscando nuevos ángulos para mostrar el surf y las olas. Tahití tiene una de las aguas más claras del mundo, lo que supone una gran ventaja -señala Thouard, quien además de ganar el premio principal, obtuvo el primer premio en la categoría Energía. Y agrega sobre su foto: “La saqué durante una sesión de freesurf. Por suerte estaba justo debajo y fui capaz de capturar toda la secuencia. La instantánea del comienzo de la secuencia es la más potente porque el agua rodea su cara y su cuerpo.”
A continuación, más imágenes ganadoras.

Estilo de vida. Alexander Wick (Alemania)
Wick sorprendió a los escaladores Philipp Bankosegger, Chris Rudolph y Luke Lalor descansando en el Muro Salathé de El Capitán, en el Parque Nacional Yosemite (EE.UU.). “No es nada excepcional. Es simplemente descansar en medio de un mar de granito. Algo que probablemente es tan increíble ahora como mucho tiempo atrás”, reflexionó el fotógrafo alemán.

Creativo. Denis Klero (Rusia)
Klero fue premiado por esta impactante imagen de Pavel Alekhin, una de las grandes personalidades del mountain bike, en el Streetfire Club, Moscú (Rusia). “Empecé a trabajar en un concepto para mostrar el cambio de las estaciones. Para atraer la atención del mundo de las redes sociales, la imagen tenía que ser visualmente fuerte e inherente al mundo de Red Bull. Esta foto con Pavel Alekhin es una de esas”, explicó el fotógrafo ruso.

Emergente. Jean-Baptiste Liautard (Francia)
La imagen del ciclista Jeremy Berthier y su reflejo en un sendero de Bourgoin-Jallieu (Francia) fue lo que llevó a Liautard a la victoria. “En la fotografía hay dos cosas que amo, las siluetas y los reflejos. Hacía tiempo que quería combinar ambos aspectos en una misma imagen. Me llevó seis meses conseguir las condiciones perfectas”, afirmó Liautard, quien reconoció que el trabajo más difícil fue el de Berthier, ya que tuvo que recorrer en bicicleta el camino casi a oscuras.

Innovación. Laurence Crossman-Emms (Reino Unido)
El fotógrafo británico echa nuestra imaginación a volar con esta foto de Katy Winton sobre un charco en Blaenau Ffestiniog, Gales, Reino Unido. “Este concepto siempre lo tuve en mente, pero encontrar el sitio ideal, y alinear con el clima y la profundidad del charco era difícil. Nunca se sabe cómo va a reaccionar el agua y a veces los resultados superan tus expectativas. Este fue uno de esos momentos”, dijo Crossman-Emms.

Lo mejor de Instagram. Baptiste Fauchille (Francia)
El fotógrafo francés tomó una imagen en la que se ve al ciclista Alex Bibollet y a su sombra en el bowl de Fillinges, Francia. “Recuerdo que el calor era insoportable. ¡Le pedí a Alex que hiciera lo que mejor sabe hacer y pude inmortalizar el momento!”, dijo.

Obra maestra. Lorenz Holder (Alemania)
Holder consiguió esta instantánea de Senad Grosic “volando” en The Dark Hedges, Irlanda del Norte, el lugar donde se filmó Juego de Tronos. “La primera vez que vi este lugar fue en la serie y quedé impresionado por su magia. Esperamos allí varios días para que algún tipo de lluvia, niebla u otras partículas en el aire nos permitieran usar un flash desde atrás y crear un fondo blanco para que Senad se destacara. Todavía recuerdo cómo sentí piel de gallina cuando apareció la imagen en la pantalla de la cámara”, expresó Holder.

Área de juegos. Lorenz Holder (Alemania)
“Los arcos crean un efecto visual muy surrealista. Esto me sorprendió, pero también me impresionó descubrir que este lugar era bastante bueno para andar en patineta”. Así explica Holder esta imagen surrealista del skater Vladik Scholz en el Ouse Valley Viaduct, un antiguo puente ferroviario que se encuentra en el sur de Inglaterra.

RAW. Noah Wetzel (EE. UU.)
“El objetivo de las imágenes era capturar el eclipse y mostrar el ciclismo de montaña utilizando un proceso muy complejo: una doble exposición en la cámara”, explicó Wetzel, y tal como se muestra en la imagen, pudo lograr su objetivo al fotografiar a Chris Bule en Teton Valley, Wyoming, (EE.UU.) bajo el eclipse solar de agosto de 2017.

Alas. Philip Platzer (Austria)
El fotógrafo austriaco inmortalizó a Marco Fürst columpiándose desde un globo en Fromberg, Austria. “Junto con el equipo de salto en caída libre, o skydiving de Red Bull, hice este increíble proyecto llamado ‘Megaswing’ en 2016. Ya sabía que esto sería complicado: dos globos aerostáticos, uno con una larga cuerda atada y el otro para saltar con el columpio”, expresó Platzer. “Le pedí al atleta que se girase un poco hacia mí para evitar que le sacase la espalda y además conseguir así una imagen divertida. Al final el último intento fue el mejor”.

Imagen en movimiento. Rupert Walker (Canadá)
El ganador de esta categoría capturó este preciso momento de Brandon Semenuk y Ryan Howard rodando por una línea de slalom en Paso Robles. “Fue un reto porque hizo falta que Jonny Durst, que pilotaba el dron, fuese extremadamente preciso. Durante la sesión llovió con fuerza lo que hizo que la pista estuviese casi impracticable”, recordó Walker.

Más información en www.redbull.com